Apr 4 • 4M

Semana 14. El barco estropeado 📷❤️

 
1.0×
0:00
-3:35
Open in playerListen on);
La newsletter de Bcn Camera Club, ahora en formato podcast. Cada Lunes, tu dosis de motivación fotográfica.

A principios de la década de los 80, había un hombre llamado Christopher Jenkins, Chris, para los amigos, que tenía una gran empresa de transportes de carga marítimos.

Todos los días, su empresa recibía solicitudes para enviar mercancía a distintos países, unos más cerca, otros más lejos y en fin, así era la vida de Chris.

Una mañana, le llamaron para decirle que uno de sus barcos había dejado de funcionar. No podían ponerlo en marcha. Por alguna razón desconocida, los motores no encendían. Ninguno de los técnicos ni los ingenieros que trabajaban para él, tenían idea de cuál podría ser el problema.

Chris estaba despeserado y angustiado, pues por cada minuto que el barco pasaba parado, él estaba dejando de ganar millones de dólares y obviamente, eso no le gustaba para nada.

Pasó un día y no podían encontrar a nadie en toda la ciudad ni en ciudades cercanas, a nadie que puediera ayudarles con su problema. Hasta que finalmente, un amigo suyo le llamó y le dijo:

- Llama al señor Peterson. Este es su teléfono. Tengo entendido que es un especialista en barcos como el tuyo. Es el único que hay por esta zona así que quizá pueda ayudarte.

Por supuesto, Chris le llamó y el señor Peterson acudió de inmediato, le explicó el problema y la angustia que sentía por no poder resolverlo dada la ignorancia de sus empledos.

El señor Peterson dedicó una hora a conversar con los ingenieros y con los técnicos de la empresa. Otra hora a caminar por dentro del barco. Y también se puso a observar las paredes de fuera durante unos minutos.

Hasta que finalmente dijo:

- Aquí está.

Sacó un pedazo de tiza de su bolsillo, dibujó un círculo de unos 10cm de diámetro en la pared del barco y dijo:

- Aquí está el problema.

Todo el mundo se quedó mudo ante esta situación. El señor Peterson sacó un martillo de su bolsa, se arremangó la camisa, con toda su fuerza dio un duro y seco golpe dentro del círculo que había dibujado y le dijo al oficial del barco:

- Prueba a encender los motores ahora.

El ingeniero acudió a la sala de máquinas, le dió al botoón de para encender el barco y para sorpresa de todo el mundo, el motor, encendió.

Todos gritaron de alegría y alabaron el trabajo del seño peterson y Chris muy efusivamente, le agradeció al señor peterson el haber resuelto el problema tan rápidamente.

Entonces, el señor peterson le dijo:

- Deme un segundo para prepararle la factura por mis servicios.

Sacó de su bolsa una libreta de facturas, escribió algunas cosas, arrancó la hija de la factura de la libreta y se la entregó al señor Jenkins.

Al verla, se le puso el rostro pálido, se le abrieron los ojos igual que su boca y balbuceando el dijo:

- Dos millones de euros... ¿Dos millones de euros por un martillazo?

A lo que el señor peterson si perder la composrtura le respondió.

- No se confunda señor jenkins. El martillazo, es gratis. ¿Cómo le voy a cobrar por un martillazo?. Eso lo puede hacer cualquiera. Los dos millones son por saber dónde darlo.

Esto es Bcn Camera Club y el tema fotográfico de esta semana es “Experiencia”.

Espero ver tus fotos en instagram mencionándome en @bcncameraclub.

Y si estás leyendo esto y no estás suscrito a la newsletter, puedes hacerlo en www.bcncamera.club. Además, si lo haces podrás unirte a nuestra comunidad de camaradas en Telegram, donde cada día, compartimos sobre fotografía y nos motivamos para seguir haciendo fotos.

Hasta la semana que viene.