Mar 7

Semana 10. El día que robé una bicicleta. 📷❤️

 
1.0×
--:--
--:--
Open in playerListen on);
La newsletter de Bcn Camera Club, ahora en formato podcast. Cada Lunes, tu dosis de motivación fotográfica.

La historia que te traigo hoy es una historia real que me pasó hace años y que cambió mi manera de ver la vida.

Es la historia de cómo “robé” una bicicleta.

Recuerdo perfectamente que era lunes. Me dirigía hacia la universidad y yo tenía bastante cansancio acumulado por el finde de fiesta que me había pegado. Fue el cumpleaños de un amigo y alquilamos una masía en la montaña, así que imagina. Una docena de jóvenes de 20-22 años en medio de la montaña y sin nadie que les pudiese decir nada. En fin, eso da para otra historia.

Por aquel entonces no tenia carnet de conducir, por lo que tenía que ir en metro y en bus a todos lados. Pero me agobiaba MUCHO ir en metro. Además, estaba tan cansado que me daba miedo dormirme con el traqueteo del tren y pasarme de parada. Aún así no tenia más remedio.

Llegando ya a la boca de metro, vi una bicicleta. Bastante chula, aunque nada del otro mundo. Era la típica bici de Decathlon que suele comprar la gente como su primera bici para ver qué tal y ya si eso, luego comprar una más buena.

Me di cuenta de que estaba apoyada en una farola y no estaba atada. No tenía ganas de ir en metro y vi una bicicleta sin atar. No se si sabes por dónde voy…

Efectivamente. Me subí en la bicicleta y me fui a la universidad con ella. Mi idea era dejarla de nuevo donde la había encontrado al volver a casa y por la tarde, ir a trabajar en metro. Digamos que mi intención nunca fue robarla, sino más bien… cogerla prestada.

Hasta aquí todo bien, llegue a la universidad despejado y contento de no haber tenido que ir en metro. Mucha gente iba a estudiar en bicicleta y por suerte teníamos una especie de habitación donde podíamos dejarlas sin necesidad de amarrarlas a ningún sitio, ya que ahí solo entraban las bicis de la gente de la universidad, por lo que nadie me preguntó si esa bicicleta era mía o si era nueva o que.

El caso es que como no acostumbraba a ir en bicicleta, básicamente porque no tenia… se me olvidó que había ido en bicicleta. Y si, me volví a casa en metro. La verdad es que no pensé en la bicicleta en ningún momento durante el día. No fue hasta llegar al trabajo (en metro de nuevo) y cuando un compañero llegó tarde, quejándose de que le habían robado la bici y que llevaba todo el día buscándola. Por lo visto la sacó de casa para dar un paseo, pero se había dejado el casco dentro, por lo que la apoyó un momento en la farola y entro a por el casco, con la sorpresa de al salir, no había bici.

En es momento me morí de vergüenza. Yo no sabía que él vivía ahí. Pero le pregunté dónde vivía y si tenía alguna foto de la bici, haciéndome el tonto.

Por supuesto, no dije nada y al día siguiente devolví la bici. La dejé donde la había encontrado e hice sonar el timbre repetidamente hasta que salió mi compañero de su casa. Le dije que la había encontrado tirada en un callejón que había cerca de mi casa y que como vivíamos cerca, había decidido traérsela.

Me dio infinitamente las gracias y hasta me invitó a comer ese día después de mis clases y antes de ir al trabajo.

Aquí puedes estar pensando que soy una mala persona y que debería haberle contado la verdad.

Pero lo cierto es que nunca hubiese podido contarle la verdad.

¿Sabes por que? .

Pues porque nunca he “robado una bici” ni he mentido a alguien al hacerlo. Ni iba en metro. Lo único cierto en esta historia es que por las mañanas estudiaba y por las tardes trabajaba. Y por si te lo preguntas, iba en bicicleta, pero en la mía.

Del Decathlon.

Toda esta historia era MENTIRA.

Y de eso va a ir esta semana. De hacer fotos buscando la mentira.

Rienda suelta a tu creatividad.

Nos vemos la semana que viene.

PD1: Si te ha gustado mis historia inventada, te gustará esta canción de Sergio Makaroff.

PD2: La semana pasada subí este vídeo, un paseo haciendo fotos en primera persona. Soy muy fan de los vídeos de gente paseando y mostrando las ciudades (especialmente de Japón) y tenía muchas ganas de hacer uno yo. Espero que te guste, porque le he puesto mucho cariño. Puedes aprovechar y seguirme en Youtube para enterarte al momento cuando suba algo 😜